Consejos para tomar el sol y broncearse este verano

por - 14:05

Ya sea en la playa, en la piscina o desde el patio de tu casa, ¿Quién no desea a medida que se acerca el verano tener una piel dorada? Hoy os voy a desvelar algunos consejos para conseguir un bonito tono dorado sin que eso ponga en riesgo la salud de nuestra piel.




Broncearse al sol no es lo complicado, sino más bien mantener ese color por más tiempo, y para conseguirlo, la hidratación y las vitaminas juegan un papel fundamental.

Y es que lograr ese tono bonito, uniforme y sin manchas no es una odisea, es completamente posible gracias al uso de protectores solares y autobronceadores

El sol es tu amigo

Está claro que si tomamos el sol con protección, éste es muy beneficioso, recordar que el sol es nuestra fuente de vitamina D. Eso sí, con precaución, evita las horas centrales en las que los rayos del sol son más potentes y si no puedes evitar esa franja horaria, aplícate un protector solar con el SPF indicado para tu fototipo y el tiempo de exposición solar.

No temas al sol en caso de intolerancia

No hay que temer al sol, os contaré que en mi caso, cuando tenía 14 años tuve una reacción alérgica al sol y no por ello me he encerrado cual vampiro, en las sombras, por temor a que el sol me volviera  a hacer mal. ¡Todo lo contrario! Tomando las medidas oportunas (depende si es una alergia que ha ocurrido de manera esporádica o si a partir de ahí esa alergia se ha cronificado) hay tratamientos para las pieles con intolerancias solares para que hasta las pieles hiper reactivas puedan exponerse al sol y lograr un bronceado seguro sin desarrollar una reacción. Lo importante siempre es la salud.


Adapta tu piel al sol sin sobreprotegerla 

Es necesario dejar pasar la dosis justa de luz solar para la síntesis de melanina, el mejor protector solar natural y responsable de nuestro bronceado. Las pantallas de alta protección limitan esta reacción natural indispensable.

El bronceado es la mejor protección natural

Por la acción de la radiación ultravioleta, la síntesis de melanina aumenta y acelera su ascenso a las capas superiores de la piel. El bronceado es un sistema natural de protección frente a las quemaduras solares, los daños en el ADN y el estrés oxidativo.

Una piel bronceada no es una piel envejecida

Un falso mito es que siempre se tacha a las pieles muy bronceadas de que tienen un envejecimiento prematuro. Si bien la exposición solar desencadena la síntesis de la melanina también puede desencadenar esos temidos daños celulares; nuestra propia piel está preparada para por sí sola poder reparar esos daños y si además utilizamos unos buenos productos solares como los de la firma Esthederm podremos estar tranquilos de lucir un moreno saludable a la par de una piel bronceada y juvenil.

Mitos y falsas creencias sobre el SPF

El SPF es simplemente un indicativo de la protección que nuestra piel necesita para protegerse de las quemaduras solares. Al contrario de lo que la gente piensa, no brinda información sobre la capacidad de los productos de preservar la juventud de la piel ni aporta información sobre cómo proteger nuestra piel en función de la intensidad solar, para ayudar a preservar su capital de juventud. 

Una buena crema solar ha de tener en cuenta no solo los rayos UVA, sino también los UVB y los infrarrojos ya que son los responsables del daño cutáneo. Os daré un ejemplo: todos estos rayos afectan a la piel en distintos niveles, si bien los UVB alcanzan la epidemis y el inicio de la dermis, los UVA penetran en la dermis y los infrarrojos que son los más peligrosos, llegan a todas las capas de la piel.

Trucos para conseguir un bronceado de revista



1. Prepárate antes de exponerte al sol

El color de la piel lo proporciona la melanina, esta sustancia se va a generar en cierto tiempo y bajo cierta exposición del sol, pero esto no quiere decir que entre más tiempo hay mayor estimulación de la sustancia. Por eso debes preparar tu piel y tu cuerpo unas semanas antes de exponerte. Esto lo puedes hacer realizando una dieta rica en frutas y verduras con betacaroteno. La zanahoria, naranja, tomate y otras verduras verdes y amarillas serán ideales para incrementar la vitamina A en el cuerpo y favorecer el bronceado. Más abajo te dejo un listado de alimentos que debes incluir en tu dieta para conseguir ese bronceado de película.

2. Exfolia tu piel

Es sumamente importante que exfolies e hidrates tu piel para remover los restos de piel muerta que pueden impedir la absorción de los rayos solares. Para hacerlo puedes utilizar una esponja exfoliante o colocar crema con azúcar y aceite de oliva. Esto logrará humectar tu cuerpo y prepararlo para lograr un bronceado uniforme.


3. Protégete los primeros días



Debes ser paciente y esperar unos dos días antes de exponerte completamente al sol. Los primeros días aplica bloqueador de manera uniforme 15 minutos antes de exponerte al sol. De esta manera vas a evitar el color rojizo y piel seca de tu cuerpo. Procura reforzar el bloqueador cada cierto tiempo.

4. Mantente hidratado y en movimiento


Muchas personas creen que al estar acostadas y expuestas al sol van a lograr agarrar un mejor color. Para tener un bronceado envidiable y uniforme es mejor si te mantienes activa, caminando, o realizando alguna actividad. También debes mantenerte hidratada siempre. Lleva tu termo de agua y evita tomar bebidas alcohólicas ya que puede impedir el proceso de absorción y activación de la melanina.

5. Toma sol correctamente

Hay momentos del día como el mediodía, que no son los adecuados para tomar sol. Procura no exponerte durante las horas del mediodía hasta las 2 de la tarde. Aprovecha los primero rayos y los últimos de la tarde que son los mejores.

6. Utiliza un buen protector solar


Cada persona tiene una piel diferente y por lo tanto escoger el bronceador va a depender de la persona. Es importante que cualquier que escojas, procures colocarlo un tiempo antes de exponer al sol, y masajeando en el cuerpo con la palma de la mano abierta. De esta manera conseguirás colocarlo de manera uniforme. Retoca cada hora ya que puedes sudar o quitarlo con la arena.

7. Cuida tu piel tras de tomar sol

Es importante que luego de una sesión de sol hidrates tu cuerpo con crema o aceite. En especial los de aloe vera. También debes bañarte con agua tibia para no lastimar tu piel.

Alimentos que proporcionan protección a la piel y potencian el bronceado

Sin duda alguna todo lo que cuidamos nuestro cuerpo por dentro se ve desde fuera y en cuestión de bronceado esta regla no iba a ser menos. Es muy importante seguir una dieta equilibrada y rica en algunos de los siguientes nutrientes:


Betacaroteno

Tiene una acción antioxidante, imprescindible para la renovación de piel y mucosas. Los principales alimentos que las contienen en mayor medida son las hortalizas y frutas de color anaranjado (zanahorias, calabaza, mango, melocotón...) y también lo encuentras en verduras de hoja verde.


Vitamina C

Responsable de que la piel esté tersa, gracias a que es la que activa la producción de colágeno. Consume las frutas y verduras que más tiene siempre en crudo. Y no creas que las naranjas son la única fruta que aporta esta esencial vitamina: pimiento, tomate, brócoli, kiwi, fresas… son buenísimas opciones para tener un aporte alto de esta vitamina.

Vitamina E

Ayuda a prevenir las manchas en la piel, tan habituales después del verano a causa de la radiación solar. El aceite de oliva virgen, los frutos secos o el aguacate, la contienen.

Vitaminas del grupo B

No pueden faltar para que la piel se regenere correctamente y no pierda tersura. Las carnes (mejor las blancas como pollo o pavo) son las mejores fuentes. Pero también las encuentras en vegetales de hoja verde, huevos, legumbres, o en la levadura de cerveza entre otros.



Tecnología avanzada de protección celular 

Como os he comentado anteriormente la elección de un fotoprotector solar es algo indispensable. Una opción estupenda es decantarse por los tratamientos solares de Esthederm, que contienen la tecnología patentada Global Cellular Protection preserva la calidad y la juventud de la piel expuesta al sol neutralizando el fotoenvejecimiento.

Esta tecnología  permite que las células cutáneas sean más resistentes a la radiación solar y reactiven los mecanismos de defensa y de reparación celular, insuficientes o saturados por la exposición al sol.

  • Protección frente al estrés oxidativo (responsable de la aceleración el envejecimiento: arrugas, pérdida de firmeza).
  • Protección antiinflamatoria.
  • Protección de la degradación cutánea.
  • Protección contra los daños del ADN.
  • Se complementa con un filtro UVA-UVB adaptado a la intensidad de la luz solar.
  • Una protección óptima frente a los rayos UVA.
  • Una protección UVA=UVB, tres veces superior a las recomendaciones para los tratamientos solares faciales Bronz Repair.
  • Una protección solar ideal frente a los rayos UVB
  • Una protección solar equilibrada.
Y es que los tratamientos solares Institut Esthederm tienen una historia que me recuerda un poco a la mía, aunque claro, lo mío fue algo aislado... La historia de un niño con una piel intolerante al sol que no podía broncearse. Cuando creció, ya adulto y se convirtió en un farmacéutico, decidió crear a marca Institut Esthederm y centrar sus trabajos de investigación en las reacciones celulares de las pieles expuestas al sol. Su conclusion final de dicho experimento fue sorprendente: la piel, incluso la  intolerante, posee mecanismos propios para adaptarse al sol.

Otro punto a tener en cuenta es que los protectores solares de Institut Esthederm preservan la juventud de la piel expuesta al sol; en la actualidad, estos protectores solares son los cosméticos más eficaces en la lucha contra el envejecimiento: son un estilo de vida que favorece la exposición solar.

Así es como nació su lema hace más de 40 años dando a cada persona un fotoprotector idóneo para su tipo de piel y animándola a unirse a esa forma de vida: aprovechar los efectos positivos de la luz. 

¿Conocíais los fotoprotectores solares de Esthederm? ¿Cuáles son tus consejos a la hora de tomar el sol?

TE PUEDE INTERESAR...

4 comentarios

  1. Pues no, no conocía la marca. Pero me ha gustado mucho tu post, super completo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Sin duda me encantan los consejos que nos has dado entre ellos protegerse los primeros días totalmente e hidratarse mucho. En mi caso uso protección 50 todo el verano y la verdad es que mi piel se broncea muy bien y la durabilidad es más o menos hasta noviembre.

    ResponderEliminar
  3. No conozco esos protectores pero hay muchos en el mercado donde elegir, yo a pesar de ser pelirroja y decir que no nos bronceamos pues es algo totalmente incierto, si que es difícil para una pelirroja esperar broncearse si no ha tomado mucho el sol acudiendo a la playa en el mes de agosto pero si por el contrario y como yo tienes una playa cerca y además me encanta ir, no hay ningún problema empezando en abril e intentando no estar las horas de más fuerza en el sol, nos bronceamos son problemas, yo utilizo en la cara un protector del 50 pero en el cuerpo nunca lo utilizo tan alto, a las 10 de la mañana me voy, cuando empieza a hacer más calor, me llevo mi sombrillita y a la 1 como mucho me vuelvo y no hay ningún problema.


    Besos

    ResponderEliminar
  4. Este verano no me encerraé como un vampiro, pero tampoco voy a tomar mucho el sol porque estoy con un tratamiento fotosensibilizante.
    Los consejos me parecen estupendos, me los apunto.
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar